Estás en Padre de mascota

¿Por qué mi gato no quiere comer?

COMPARTIR |

¿Tu gato no quiere comer? Entonces es momento de preocuparse y de solucionar su falta de apetito cuando antes. Pocas cosas son tan serias tratándose de una mascota como la inapetencia felina debido a la amenaza de una lipidosis hepática.

Los gatos son animales que no pueden permanecer demasiado tiempo sin ingerir alimento, pues esto tiene repercusiones serias en su hígado, ocasionando trastornos que podrían dejar secuelas relativamente graves en su salud hepática o en el peor de los casos ocasionarle la muerte.

Veremos cada una de las razones por las cuales tu gato no quiere comer, cuán grave podría ser la irregularidad y qué cosas puedes hacer para solucionarlo.

¿Por qué mi gato rechaza su alimento?

Los gatos son mascotas particularmente quisquillosas cuando se trata de alimentarse. Muchas veces rechazan los cambios bruscos de alimento o se rehúsan a ingerir croquetas de baja calidad o aquellas que poseen fórmulas muy altas en sodio.

Las razones por las cuales tu engreído podría estarse negando a probar la comida seca, pueden ser muy variadas y las enumeraremos a continuación:

No le gusta la nueva comida

Conocer a nuestros gatos es todo un viaje lleno de maravillosos descubrimientos. Uno de ellos es saber de sobra cuáles son sus gustos alimenticios y cómo complacerlos. A algunos gatos no les gustan los cambios bruscos de alimento, mucho menos probar fórmulas nuevas.

Una buena forma de descartar que la inapetencia de tu gato se deba al cambio repentino de suplemento o a alguna condición más grave, es ofrecerle algo apetitoso. Si tu minino no rechaza un trozo de pollo, carne o algún otro tipo de comida húmeda, entonces puedes estar seguro de que se trata del nuevo alimento que tratas de suministrarle.

El cambio de alimento no fue progresivo

Cuando cambiamos la dieta de una mascota, la incorporación del nuevo suplemento debe ser paulatina. No puedes suspender un alimento hoy y comenzar con una nueva fórmula mañana. Esto puede causar algunos trastornos gastrointestinales, como vómitos, diarrea y desde luego la falta de apetito.

Si has decidido usar otras croquetas para la alimentación habitual de tu gato, ve introduciendo el nuevo alimento a su dieta de manera paulatina. Mezcla pequeñas cantidades con la fórmula anterior, hasta que el porcentaje del nuevo suplemento sea mayor y puedas seguir adelante, sirviendo solo la nueva comida.

Le estás ofreciendo un suplemento de baja calidad

Los especialistas de Gabrica siempre recurrimos a este sabio consejo: ofrece a tu mascota el mejor alimento que puedas incluir en tu presupuesto. Las dietas de baja calidad no solo podrían provocar inapetencia, también ocasionan problemas mayores como obesidad, daños renales y otros problemas nutricionales.

Supervisa muy bien las propiedades del suplemento con el que alimentas a tu gato y vigila que sea acorde con su edad, su raza y sus condiciones de vida.

Podría tener problemas bucales

Tratándose de las croquetas, una buena razón por la que tu gato no quiere comer podrían ser los problemas bucales. Esto ocurre especialmente con las mascotas de mayor edad. Algunos gatos pueden presentar inflamación en las encías, debilitamiento o fisuras en algunas piezas dentales o pérdida de ellas.

Si este es el caso, notarás que ingerir croquetas puede ser muy doloroso para tu mascota. También podrías ver una salivación constante y notar que tu mascota babea. De ser así, deberás acudir al veterinario lo antes posible.

(Lee también: Conoce la comida ideal para tu gato)

¿Por qué mi gato no quiere comer nada?

Cuando la inapetencia de tu gato está relacionada con el alimento seco que le provees, es fácil descartar el problema ofreciéndole a la mascota otras opciones. La comida húmeda, así como la proteína animal, puede despertar el apetito de cualquier minino sano, pero si aún así se rehúsa a probar bocado, las causas de su inapetencia pueden ser mucho más graves.

Una posible bola de pelo

Conocidas también como tricobezoares, las bolas de pelo intestinales pueden hacer que un gato sano deje de comer de un momento a otro.

Estas molestas formaciones, que se producen por la acumulación de residuos cada vez que tu mascota asea su manto, pueden obstruir el intestino, causando pérdida de apetito, decaimiento y náuseas, entre otras cosas.

Una buena forma de evitar este problema, especialmente si tu gato es de pelo largo, es ofreciéndole una dieta especialmente formulada para este tipo de mascotas, así como cepillándolo con frecuencia, sobre todo cuando llega la época de muda durante la primavera. También podrías apoyar al control de bola de pelo en tu gato con el Hairball Pet Naturals, que es un suplemento alimenticio para gatos adultos de todas las razas que ayuda a mantener una óptima salud del pelaje y control de bolas de pelo.

Enfermedades o infecciones respiratorias

Las infecciones en las vías respiratorias inferiores, así como la presencia de ciertas enfermedades o cuadros virales, pueden ser una causa de falta de apetito en los gatos.

La razón de este problema radica en que tu mascota no puede percibir el aroma de los alimentos y por lo tanto pierde todo el interés en ellos, rehusandose a probar la comida. Acude cuanto antes a un veterinario si has escuchado a tu gato estornudar, toser y además se encuentra decaído.

Estrés o ansiedad

Los gatos son animales muy sensibles. El lugar de la casa que escoges para colocar su comida o su arenero, influirá indiscutiblemente en sus hábitos. Si su plato se encuentra cerca de una zona muy ruidosa de la casa, donde acostumbren a pasar con frecuencia los miembros de la familia, y se sienta expuesto, es casi seguro que tu mascota no comerá.

También podría haber algún factor ambiental que lo esté alterando, como un cambio brusco en su rutina, alteraciones en su entorno, la llegada de una nueva mascota o una posible mudanza.

No coloques el plato de tu gato cerca de su arenero, tampoco en una zona de la casa que sea molesta o incómoda. Trata de buscar para él un lugar fresco, apacible y tranquilo donde pueda comer a sus anchas y disfrutar de su alimento.

El gato podría estar intoxicando

Otra posible razón por la cual tu gato se niega a probar la comida es una intoxicación. Detectar este tipo de problemas es relativamente sencillo, porque tu mascota podría acompañar su inapetencia con otros síntomas como salivación, arcadas, decaimiento, fiebre y vómitos. Lleva a tu mascota cuando antes al veterinario.

(Lee también: ¿Cómo actuar si mi gato sufre de envenenamiento?)

¿Qué hacer cuando mi gato no quiere comer?

Observando con atención a tu mascota podrás tener una idea relativamente clara de cuáles podrían ser la razones de su falta de apetito. Si tu gato se niega a comer en absoluto, es de suma importancia que lo lleves en el menor tiempo posible a un veterinario.

Mezclar las croquetas con alimento húmedo o proteína animal

A veces es una gran idea mezclar su alimento habitual con alguna otra alternativa apetitosa, como la comida húmeda o la proteína animal. Esto podría estimular su hambre, siempre y cuando las causas de su decaimiento no sean serias.

Linea de alimentos Balanced

Ofrecerle a tu gato una alimentación apetitosa, balanceada y de calidad, es una apuesta segura, no solo para su bienestar y salud, también para que se mantenga feliz y activo. La línea de suplementos Balanced está debidamente formulada para satisfacer las necesidades de tu mascota en cualquier etapa de su vida.


Referencias biobliográficas:

Nutro (S/F). ¿QUÉ HAGO SI MI GATO NO QUIERE COMER? Nutro. Recuperado de: https://www.nutro.es/expertos/articulos-de-gatos/alimentacion-natural-para-gatos/gato-no-quiere-comer-que-hacer

Vetformación (2019). ¿Por qué mi gato no quiere comer? Experto Animal. Recuperado de: https://www.expertoanimal.com/por-que-mi-gato-no-quiere-comer-21203.html

Mirringo (S/F). ¿QUÉ HACER SI MI GATO NO QUIERE COMER? Mirringo. Recuperado de: https://www.mirringo.com.co/actualidad-gatuna/que-hacer-si-mi-gato-no-quiere-comer

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?