Estás en Padre de mascota

¿Cómo saber si a mi gato le duelen las articulaciones?

COMPARTIR |

Muchas veces hemos advertido acerca de la facilidad con la que los gatos pueden ocultar ciertas enfermedades. Por un instinto de supervivencia, los felinos son bastante hábiles cuando llega la hora de disimular el dolor y otras enfermedades, por los que la artritis en gatos y la artrosis felina son algunos de los problemas más difíciles de identificar en este tipo de mascotas.

A diferencia de los perros, muchos de nuestros gatos permanecen en casa, por lo que la falta de actividad física y contar con la absoluta libertad de permanecer en reposo, tomando una merecida siesta, ayuda a que las enfermedades que afectan sus huesos o articulaciones pasen desapercibidas.

Precisamente por esto, aqui te hablaremos de la artritis y la artrosis felina, en qué consiste la diferencia entre una y otra, cómo podrás detectarlas y de qué alternativas puedes valerte para mejorar la calidad de vida de tu engreído, usando bocadillos deliciosos como Hip + Joint o los comprimidos palatables OL Trans Flex.

Artritis vs Artrosis: ¿cuál es la diferencia?

Comencemos por establecer la diferencia entre la artritis en gatos y la artrosis, porque no, no se trata de la misma enfermedad. Sí, es cierto que ambas comprometen el sistema óseo y las articulaciones de tu minino. También es cierto que causan dolor y que podrían afectar el sano desempeño de tu mascota.

Sin embargo, hay una diferencia fundamental entre la una y la otra y es que la artristis felina podría manifestarse en un gato de cualquier edad, mientras que la artrosis solo aparece en gatos mayores. De hecho, un estudio demostró que el 90% de los gatos de más de 12 años presentan, en menor o mayor escala, degeneración articular como consecuencia de la artrosis.

Es muy importante conocer esta diferencia, además de estar atentos, ya que son enfermedades subestimadas que muchas veces pasan desapercibidas por el instinto de los felinos de ocultar el dolor.

¿Qué es la artritis en gatos?

Una vez que sabemos la diferencia entre una y otra, pasemos a estudiar cada una de estas enfermedades que pueden causar dolor y degeneración en las articulaciones de tu gato.

La artritis en gatos se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que afecta las coyunturas de tu mascota y genera un desgaste en sus articulaciones, convirtiéndose paulatinamente en causa de dolor y rigidez, obligando a la mascota a perder movilidad paulatinamente.

Las causas de la artritis en gatos pueden ser muy diversas:

  • Existen motivos genéticos por los cuales podría aparecer este problema, incluso a temprana edad.
  • También hay infecciones que atacan las articulaciones.
  • Los traumatismos o las lesiones luego de una caída o golpe severo. Incluso podría reflejarse años más tarde.
  • Una posible alteración del sistema inmunológico, que se caracteriza por el deterioro de la membrana sinovial que cubre las articulaciones.
  • La obesidad también puede agravar los problemas de artritis, ya que supone una sobrecarga en las articulaciones y extremidades de tu engreído. No es una causa directa, pero sí agudiza el malestar.

(Lee también: ¿Por qué mi gato no quiere comer?)

Artritis felina: conoce sus síntomas

Hay muchos síntomas de artritis felina que no podrás ver a simple vista. Solo un veterinario mediante una evaluación médica podrá indicar el grado de deterioro de las articulaciones de tu felino y cuánto a avanzado la enfermedad, sin embargo, estos son algunos de las irregularidades que notarás en tu mascota:

  • Lo notarás algo apático, por lo que reducirá su movilidad, así como la actividad física. Si tenías en casa a un engreído juguetón e inquieto y repentinamente comienza a volverse muy sedentario, podría ser un indicativo de dolor o malestar.
  • Dolor o molestias que de seguro notarás al tacto. Ya hemos dicho en varias ocasiones que los felinos son buenos ocultando este tipo de malestar, pero si se lame demasiado una zona o reacciona de un modo inadecuado a tus caricias, es probable que tenga una molestia que tu veterinario deba examinar.
  • Posible rigidez en una o en varias extremidades. Esto podrías notarlo en su forma de andar. También es probable que escoja lugares de la casa de fácil acceso, en los cuales no tenga que recurrir a un gran esfuerzo físico para llegar a ellos.
  • Cambio en su conducta, especialmente cuando la enfermedad es muy grave o está muy avanzada. Un gato adolorido hará todo lo que esté a su alcance para evitar aquellos movimientos que le afectan, por lo que podría volverse muy sedentario, apático y lo notarás decaído.
  • Otros síntomas a destacar, que de seguro tu veterinario podrá evaluar mejor, son la inflamación o atrofia en las articulaciones. Para determinar con exactitud estos daños es necesario recurrir a radiografías y otros estudios especializados.

¿Cómo cuidar a un gato con artritis?

Si tu veterinario diagnostica artritis felina es bastante probable que recete un tratamiento a base de antiinflamatorios y posiblemente recomiende fisioterapia. Algunos ejercicios de rehabilitación son bastante buenos para mantener la calidad de vida de tu mascota, ahora que sabes la causa por la cual le duelen las articulaciones.

También puedes ayudar a tu mascota con la ayuda de algunos nutracéuticos especialmente formulados con glucosamina y condroitin, como Hip + Joint Pet Naturals. Estos bocadillos no solo son deliciosos, también están desarrollados para prevenir los problemas articulares. Además son ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales que cuidan la salud de tu peludo. 

Otra alternativa excelente son los complementos vitamínicos OL Trans Flex y OL Trans, que previenen y tratan los problemas óseos, así como las enfermedades que afectan las articulaciones. 

¿Qué es la artrosis en gatos o artrosis felina?

Ahora sabes que la artrosis afecta al 90% de los gatos mayores de 12 años de edad, pero… ¿en qué consiste esta enfermedad, tan parecida a la artritis? En primer lugar es una afección crónica en la cual el cartílago que acolcha las articulaciones comienza a desgastarte, exponiendo al hueso y causando mucho dolor. Es un problema que afecta únicamente a gatos mayores y puede ser primaria o secundaria.

La artrosis es ocasionada por las mismas causas que originan la artritis, por lo que la genética (razas como Maine Coon, Abisinio y Scottish Fold son las más afectadas), las lesiones o golpes y la obesidad influyen, así como la Acromegalia, una enfermedad hormonal que no solo conduce a la aparición de la diabetes, también de la artrosis felina.

Artrosis en gatos: síntomas

La movilidad reducida, la modificación de los hábitos de acicalamiento, la disminución de la actividad física y el cambio en la conducta, son los principales indicadores de que tu gato mayor podría tener un problema de artrosis.

Notarás que los síntomas son muy similares a los de la artritis, con el agravante de que al tratarse de un animal mayor puede ser más aguda la depresión, el desánimo y la apatía.

Debes estar muy atento a la salud de tu gato mayor y es de suma importancia que visite al veterinario al menos una o dos veces al año, porque solo así podrás actuar a tiempo ante las posibles enfermedades que lo aquejen en su vejez.

Al igual que un felino con artritis, una mascota con artrosis puede disfrutar de calidad de vida siempre y cuando reciba el amor que merece, la alimentación adecuada, suplementos vitamínicos que ayudan a mejorar la condición de sus articulaciones y su hogar sea acondicionado para facilitar su movilidad.

Los especialistas de Gabrica recomiendan usar areneros más bajos, colocar al alcance de la mascota todo lo que pueda necesitar y facilitar el acceso a sus lugares favoritos, evitando con esto que suba a lugares muy elevados.

(Lee también: ¿Qué hacer cuando mi gato tiene fiebre?)


Referencias bibliográficas:

GEMFE (S/F). Artrosis en el gato: diagnóstico y tratamiento. Avepa. Recuperado de: https://www.avepa.org/articulos/artrosis.html

ATEUVES (2016). Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la artrosis en gatos. Ateuves. Recuperado de: https://ateuves.es/artrosis-en-gatos/

Clínica Veterinaria Río Seco (2020). Artritis en gatos. Clínica Veterinaria Río Seco. Recuperado de: https://riosecoclinicaveterinaria.es/artritis-en-gatos/

Franziska Gutgemann (S/F). Artrosis en gatos. Zooplus. Recuperado de:https://www.zooplus.es/magazine/gatos/salud-del-gato-y-cuidados/artrosis-en-gatos

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?